Mujer

Mujer Hay 14 productos.

Subcategorías

por página
Mostrando 13 - 14 de 14 items
Mostrando 13 - 14 de 14 items
Mujer

Así como en el caso del reloj de caballero debemos buscar su origen en la función eminentemente práctica de instrumento de consulta de la hora, en el caso del reloj de señora podemos encontrar la principal motivación de su uso como complemento de moda.

La señora comenzó a ponerse en la muñeca pequeños relojes de bolsillo a los que se le adapto una tela anudada que hacia la función de correa o brazalete con el fin de poner el reloj en la muñeca. Por tanto, ya se puede imaginar que el primer propósito por parte de la mujer a la hora de poner un reloj en su muñeca no era otro que el de complementarlo con su vestimenta. Hasta cierto punto, la mujer se convirtió así en la primera diseñadora de relojes de pulsera.

Teniendo en cuenta esta característica distintiva con respecto al reloj de caballero, la industria relojera siempre ha tenido una especial sensibilidad a la hora de seleccionar, diseñar y fabricar modelos acordes a las características y el gusto de las mujeres.

Evidentemente, existen muchas características que son comunes entre el reloj de caballero y el de señora, fundamentalmente aquellas que se refieren a los elementos y materiales básicos que los conforman. Cajas de acero, acero y oro,plata,cromadas,plastico,fibra,porcelana,titanio,etc. O correas de piel u otros materiales como tela, caucho, cuero, cocodrilo, o brazaletes de distintos materiales como el oro, la plata, el acero la fibra, él titanio, o la porcelana…

Donde podemos encontrar características más específicas del reloj de señora es en la forma y tamaño de la caja, con modelos siempre más atrevidos en sus formas y tamaño, sin limitarse a la clásica caja redonda o cuadrada, apareciendo variantes de cajas ovaladas rectangulares o con otras formas más caprichosas.

Igualmente, en cuanto al diseño de la esfera, en el caso del reloj de señora se aprecian más variantes, con el uso de materiales en su fabricación tales como el nácar, la madreperla, las piedras semipreciosas del tipo de lapislázuli, cuarzos o ágatas además de las clásicas esferas de metal, plástico o fibra. Así mismo podemos encontrar esferas en las que los números, índices o puntos son sustituidos por gemas como diamantes, u otras piedras preciosas como rubíes o zafiros, además de símiles como circonitas, o swarovski con una gran diversidad de colores y formas.

En lo relativo a las agujas del reloj, el calendario o las subesferas en el caso de modelos con cronómetro, multifunción o alarma, son muy similares a las que podemos encontrar en los relojes de caballero. También comparten con ellos el mecanismo mediante el cual funciona el reloj, que pueden ser máquinas automáticas, de cuerda o de cuarzo. Bien es cierto que, en el caso de las máquinas automáticas, son menos utilizadas en los relojes de señora debido a las lógicas limitaciones de espacio que presentan dichos modelos y que es necesario para instalar un mecanismo automático.

Otro elemento que es muy dado a la variación con respecto al reloj de caballero es la Correa. Se comparten los modelos clásicos de correas en ambos tipos de reloj, pero el diseño y el color se imponen en el caso del reloj de señora. Correas de tela estampada, de pieles de todas las clases en todos los colores imaginables y armys adornados con piedras tanto preciosas como semipreciosas son elementos claramente protagonistas en muchos modelos de reloj de señora. También es frecuente encontrar piedras de color en la punta de la corona, elemento que se utiliza para programar la hora y el calendario.

Una circunstancia que cabe destacar tras este análisis de las características del reloj de señora, es que el mercado nos ofrece en general los mismos modelos que se fabrican para caballero en su versión de señora, pudiendo encontrar relojes clásicos, planos deportivos, cronómetros, cronógrafos, multifunción, analógicos, digitales, modernos, retro, etc… en ambas versiones de señora y caballero. No obstante, y por las especiales características del nicho de mercado femenino, existen una gran cantidad de modelos diseñados específicamente para la mujer, donde se da rienda suelta a la imaginación, el diseño y el atrevimiento. Ello es debido a la concepción del reloj de señora como un elemento fundamental a la hora de convertirse en el complemento ideal de moda de la mujer de nuestros días.

De unos años a esta parte es destacable la tendencia por parte de la mujer a utilizar relojes de un tamaño cada vez más grande, algo a lo que el mercado no es ajeno y se pueden encontrar fácilmente una gran variedad de modelos de gran tamaño diseñados para su uso como reloj de señora.